Técnicas quirúrgicas de cirugía refractiva

La cirugía refractiva es la solución definitiva para diversas patologías, denominadas defectos refractivos (miopía, hipermetropía y astigmatismo). La cirugía refractiva permite conseguir una correcta visión sin necesidad de gafas o lentes de contacto.

Miopía O Astigmatismo LLamanos Y Olvidate De Tus Lentes

El láser, con su precisión, permite tallar la córnea, adecuar su curvatura eliminando las cantidades de tejido corneal necesarias y modificar la refracción ocular para conseguir el correcto enfoque de la imagen en la retina.

Miopía O Astigmatismo LLamanos Y Olvidate De Tus Lentes

Técnicas de cirugía refractiva

Existen tres técnicas quirúrgicas científicamente autorizadas y aprobadas:

Miopía O Astigmatismo LLamanos Y Olvidate De Tus Lentes

Cirugía con láser excímer (LASIK)

La técnica LASIK es la más común. El láser excímer es el apropiado para tratarmiopías de entre 1 y 8 dioptrías e hipermetropías de entre 1 y 5 dioptrías, con o sin astigmatismo.

Miopía O Astigmatismo LLamanos Y Olvidate De Tus Lentes

Consiste en el tallado y remodelación con el láser del espesor del tejido de la córnea, en función del defecto y del número de dioptrías a corregir.

Miopía O Astigmatismo LLamanos Y Olvidate De Tus Lentes

La intervención se efectúa en pocos minutos, sin ningún dolor, gracias a la anestesia tópica (por medio de gotas) y sin necesidad de ingreso.

Miopía O Astigmatismo LLamanos Y Olvidate De Tus Lentes

Lasik:

La técnica Lasik (siglas en inglés de “laser in situ keratomileusis”) es la más extendida de las operaciones láser de miopía; es muy segura y eficaz y corrige simultáneamente la miopía y el astigmatismo. Consiste en la modificación de la forma de la córnea(Queratomileúsis: del griego, querato: córnea, y mileúsis: esculpir) mediante la aplicación del láser Excimer en su interior. Previamente se ha levantado una fina capa de tejido corneal que posteriormente es recolocada y se adhiere sin necesidad de puntos. La corrección del defecto refractivo, se realiza de esta manera, con mínimas molestias para el paciente y una recuperación muy rápida. Existen otras variantes de esta técnica, conocidas como Lasek, Epilasik y Leptolasik. Nuestro oftalmólogo elegirá la más conveniente para su caso.

Miopía O Astigmatismo LLamanos Y Olvidate De Tus Lentes

La cirugía láser de miopía se encuentra actualmente en un momento de madurez tecnológica, fruto de los esfuerzos realizados en investigación y desarrollo y del análisis retrospectivo de los más de 12 millones de casos operados en los últimos años.

En el Láser Oftálmico Corachan realizamos las operaciones láser de miopía con la más avanzada tecnología. El oftálmologo aplica un láser excimer de última generación, guiado por aberrómetro (Wavefront-Guided Technology), que dará la curvatura exacta a todos los sectores de la córnea, creando zonas ópticas perfectamente adaptadas a las características de cada paciente. La cirugía láser de miopía “personalizada con aberrómetro” mejora la calidad de visión nocturna, evitando halos y reflejos; y aumenta la sensibilidad al contraste garantizando la mejor agudeza visual.

La anestesia para esta técnica quirúrgica es tópica (con colirio) y no es necesario el vendaje ocular postoperatorio.

La precisión y seguridad de la técnica LASIK hacen de ella el procedimiento quirúrgico de elección para la mayoría de los defectos refractivos.

Es en la actualidad la técnica más segura y eficaz para la corrección de los defectos refractivos.

Tipos de cirugía refractiva Lasik y sus ventajas

Tal y como se ha especificado, el primer paso de esta técnica requiere realizar un corte quirúrgico a modo de disco corneal, puede llevarse a cabo mediante una cuchilla o mediante un láser de femtosegundo

Cirugía refractiva Lasik convencional (con bisturí microquratocomo)

Esta técnica permite:

    • Una rápida recuperación
    • Una visión excelente
    • Un tratamiento de alta calidad
    • Un tratamiento de gran precisión
    • Un tratamiento realizado con medios muy seguro

Cirugía refractiva Lasik NICE (con láser femtosegundo VICTUS)

El uso del láser femtosegundo para realizar el flap corneal, permite:

    • Un menor tiempo de recuperación
    • Una mejor y más rápida cicatrización
    • Una menor necesidad de lágrimas artificiales tras la intervención
    • Una visión de alta definición (HD)
    • Un mayor contraste visual
    • Menores efectos secundarios temporales nocturnos (halos en los puntos de luz)

PRK:

La PRK (photorefractive keratectomy)/ el LASEK (laser epithelial keratomileusis) y el Epi-LASIK son técnicas de ablación corneal superficial mediante láser excimer. El LASEK es una evolución de la PRK en donde se realiza un levantamiento químico del epitelio corneal y el Epi-LASIK realiza un levantamiento mecánico de dicho epitelio. La PRK fue aprobada por la FDA en el año 1995 y desde entonces millones de ojos han sido intervenidos con éxito mediante estas técnicas.

La PRK, el LASEK y el Epi-LASIK se realizan con gotas de anestésico, después retirar el epitelio corneal se aplican impactos de láser sobre el espesor corneal volviendo a colocar el epitelio en su lugar en el LASEK y el Epi-LASIK, adaptando una lente de contacto durante unos días para minimizar las molestias postoperatorias. El moldeado corneal en estos casos se realiza sobre la membrana de Bowman y el estroma anterior de la cornea.

Dado que en estos tratamientos sólo se eliminan el 5%-10% del grosor corneal superficial (aproximadamente el grosor de un cabello) permiten el tratamiento con láser de miopías hasta 5-6 dioptrías y astigmatismos de hasta 3 dioptrías, en corneas finas, en corneas levemente irregulares, en corneas muy planas o muy curvas e incluso en casos donde el LASIK estaría contraindicado.

Estas técnicas quirúrgicas no requieren de un corte lamelar de la cornea, y por ello son recomendables para aquellos pacientes que practiquen deportes de riesgo (artes marciales, fútbol, baloncesto, rugby,…) o con profesiones tales como policías, bomberos,… en donde un traumatismo ocular pueda dañar la lámina ó flap corneal creada con la técnica de LASIK. Así mismo también es un tratamiento para aquellos pacientes que no quieran un corte en su cirugía.

En estas cirugías la recuperación postoperatoria es mas lenta, por tener que esperar a que el epitelio (la piel superficial de la cornea) vuelva a crecer. Así se puede sentir lagrimeo, escozor y dolor leve durante los 2-3 primeros días, se tardará de 7 a 10 días en obtener una buena agudeza visual y requerirá de tratamiento médico (colirios y lágrimas artificiales) durante 3 a 5 meses.

Cirugía con implantación de lentes epicapsulares flexibles ICL

Técnica óptima para tratar pacientes jóvenes o con espesores corneales muy pequeños, con miopías o hipermetropías elevadas.

Es una técnica de última generación con la que se obtienen resultados inmediatos y excelentes. Es el complemento ideal para la técnica LASIK.

La intervención consiste en introducir una lente de contacto intraocular flexible entre el iris y el cristalino, por una incisión de 1,5 mm. con anestesia tópica (gotas).

Hasta ahora, las lentes utilizadas eran rígidas, ello implicaba realizar una incisión más amplia, de 6-7 mm, con la posterior necesidad de suturar, 3 – 4 puntos, para cerrar la incisión. Esto obligaba a una anestesia local o general, inducía  un astigmatismo elevado y retrasaba la recuperación visual.

Cirugía refractiva por facoemulsificación

La facoemulsificación es la técnica adecuada para pacientes mayores de 50 años, con defectos de refracción elevados y/o presencia de cataratas.

La facoemulsificación consiste en la extracción del cristalino, que se realiza por medio de una sonda de ultrasonidos y a través de una incisión de 1,5 mm y la posterior introducción de una lente intraocular que lo sustituye, con lo que se obtienen unos resultados excelentes.

La intervención se efectúa con anestesia tópica (gotas) y no necesita sutura.

Existen lentes intraoculares de última generación que nos ofrecen la posibilidad de prescindir de las gafas tanto de lejos como de cerca. Son las lentes multifocales y acomodativas. Estas son, sin duda, el último gran avance de la cirugía refractiva de cristalino.