¿Qué pasa con la cirugía LASIK para la presbicia?

¿Qué pasa con la cirugía LASIK para la presbicia?

Entre principios y mediados de los años 40, la mayoría de los adultos han perdido algo de capacidad para enfocar objetos cercanos (presbicia), que se traduce en dificultad para leer letras pequeñas o realizar otras actividades de cerca. La condición puede seguir empeorando hasta cerca de los 65 años.

Si usted tiene presbicia, la cirugía LASIK puede darle una visión clara a distancia, pero en realidad puede empeorar su capacidad de ver los objetos de cerca.

Para mantener su capacidad de ver los objetos cercanos, usted puede optar por tener su visión corregida para monovisión. Con monovisión, se corrige un ojo para la visión lejana, y el otro ojo se corrige para la visión de cerca. Sin embargo, no todo el mundo es capaz de ajustarse a tolerar o monovisión. Lo mejor es hacer una prueba con las lentes de contacto antes de someterse a un procedimiento quirúrgico permanente.

 

Presbicia o vista cansada

La presbicia o vista cansada es la pérdida de acomodación del cristalino que hace que se tenga dificultad para enfocar los objetos cercanos. En el siguiente vídeo explicamos los síntomas de la vista cansada, que aparece entre los 45 y 50 años.

Síntomas de la vista cansada

La presbicia tradicionalmente se ha corregido con gafas, ya sean solo de cerca o gafas progresivas cuando también se tiene dificultad para ver de lejos.

La vista cansada tiene solución

Actualmente hay dos tratamientos eficaces para la corrección de la vista cansada:

– Gracias al dominio de las técnicas de modificación de la asfericidad de la córnea con láser, actualmente existe un tratamiento láser, que permite corregir a la vez la presbicia y la graduación que se tenga de lejos.

– El uso de lentes multifocales aporta una solución definitiva en el campo de la cirugía intraocular.

El oftalmólogo le indicará la mejor solución para su caso.

Corrección de la vista cansada con láser

¿Qué es la monovisión?

Se basa en la modificación de la asfericidad corneal con láser. Se consigue así que la cornea focalice a la vez en la retina los objetos lejanos y los próximos.

En una córnea con aumento de la asfericidad, el centro de la córnea adquiere más dioptrías que la periferia. Con este perfil, cuando la pupila se cierra de forma natural para ver de cerca, se está utilizando la parte central de la córnea, que tiene las dioptrías de más que se necesitan para ver bien los objetos pequeños y próximos como la lectura, coser, etc.

En visión lejana, la pupila se dilata, se agranda y pasa a utilizarse la parte de la córnea que tiene la corrección de lejos.

Esta forma natural de selección del ojo humano de la visión de lejos o cerca por el mecanismo de contracción o dilatación de la pupila hace que sea un tratamiento eficaz y al que se adapta rápidamente el paciente.

A menudo, se refuerza el enfoque en lejos y cerca conseguido al modificar la asfericidad primando el enfoque del ojo dominante para visión de lejos y el del no dominante para visión próxima.

Debido a la precisión necesaria en este tratamiento, siempre se realiza haciendo cirugía Lasik 100% láser (sin cuchilla).

Corrección de la vista cansada con lente intraocular

Ventajas de la lente multifocal

La técnica de implante de lente intraocular multifocal consiste en sustituir el cristalinonatural endurecido, por un cristalino artificial que posea características ópticas de multifocalidad.

Con este sistema se conseguirá compensar los defectos ópticos para la visión lejana a la vez que se genera un enfoque para los objetos próximos.

Al contrario que el cristalino natural, el nuevo cristalino (la lente intraocular multifocal) no cambia su graduación para variar el enfoque. Lo que sucede es que se van a formar 2 planos de enfoque fijos (lejano y distancia próxima) y será el “cerebro” el que elija el enfoque que “desea utilizar”. Este se realiza de forma natural, no siendo necesario ningún tipo de adaptación o aprendizaje para ver de lejos y cerca.

Tampoco, como ocurre con las gafas progresivas, hay que mirar para abajo para ver de cerca ya que en cualquier posición de mirada es posible ver de cerca o lejos.