Operación de miopía, hipermetropía y astigmatismo CIRUGÍA REFRACTIVA

CIRUGÍA REFRACTIVA

¿Qué es la cirugía refractiva?

La cirugía refractiva es una serie de técnicas quirúrgicas que nos permiten corregir los problemas de refracción del ojo como la miopía, la hipermetropíao el astigmatismo. Con ella eliminamos las dioptrías que se generan derivadas de las ametropías antes mencionadas.

 

¿Qué son las dioptrías?

La dioptría es la unidad usada para medir el poder de refracción (o potencia) de una lente. Puede ser positivo o negativo.

La capacidad de refracción del ojo normal es de 60 dioptrías: aproximadamente 43 en la córnea, alrededor de 15 en el cristalino y el resto en los humores acuoso y vítreo.

Cuando existe algún problema en la córnea, ésta pierde su capacidad para refraccionar sus 43 dioptrías, las necesarias para colocar la imagen en la retina y ver correctamente. Para suplir esa falta de dioptrías se necesita llevar una lente postiza, gafa o lentilla con la curvatura idónea para restablecer las 43 dioptrías iniciales.

¿Qué técnicas utilizamos?

utilizamos los tratamientos más adecuados para operar la miopía, la hipermetropía y el astigmatismo, utilizando la tecnología más avanzada en cirugía refractiva.

Entre las técnicas más destacadas que utilizamos tenemos el LASIK y el LASEK, en las cuales utilizamos nuestro láser Excimer AMARIS de última generación. Nuestra apuesta por la tecnología hace que seamos uno de los centros oftalmológicos de Barcelonamás avanzados en cirugía refractiva.

También realizamos implantación de lentes ICL que nos permite solucionar problemas de miopía e hipermetropía elevadas.

No todos los pacientes pueden entrar en el protocolo de LASIK/LASEK. Eso nos ha llevado a establecer unos criterios de inclusión y exclusión de pacientes, el cual nos permite intervenir pacientes siguiendo siempre el mismo protocolo con la consecuente seguridad y efectividad.

Criterios de aceptación de pacientes

  • No tiene que haber evidencia de patología corneal.
  • Buena agudeza visual previa.
  • Nivel de miopía de hasta 15 dioptrías.
  • Nivel de astigmatismo de hasta 7 dioptrías, medido en cilindro negativo.
  • Nivel de hipermetropía de hasta 8 dioptrías, medido en refracción ciclopéjica.
  • Patrón topográfico regular.
  • Paquimetría suficiente para poder dejar 400 u de grueso total y 250 u de base.

Protocolo de actuación preoperatoria

  • Medida de la presión ocular.
  • Agudeza visual con y sin corrección.
  • Refracción con y sin ciclopejía.
  • Topografía corneal estándar y de elevación.
  • Paquimetría corneal ultrasónica.
  • Pupilometría.
  • Examen biomicroscópico del polo anterior.
  • Examen del fondo del ojo.
  • Charla personal con el oftalmólogo que realizará la operación, en la cual se explica al paciente aquello que se hará y se le enseña un vídeo (si el paciente no se opone).
  • Lectura y firma del consentimiento y entrega del tratamiento preoperatorio a seguir.
  • Otras pruebas, como fluoresceingrafía y campimetría computarizada, se realizan tan sólo cuando hay dudas sobre la capacidad visual del paciente.

Este protocolo es de estricto seguimiento para todos los pacientes que deciden intervenirse con cirugía refractiva, independientemente de la técnica a utilizar.