Ojos rojos en los niños

Atento(a) a la mirada de tus hijos, quizá sus ojos se ven rojos, sanguíneos, y no necesariamente por haber llorado mucho.

Los ojos de los niños se ponen rojos porque los vasos sanguíneos de la conjuntiva se dilatan, hay más sangre que fluye hacia ellos.

 

Esto condición se llama inyección conjuntival y ocurre por problemas leves como la contaminación del ambiente, un roce o golpe. En los casos más serios ocurre por conjuntivitis alérgica o infecciosa, presencia de objetos extraños en el ojo, úlceras corneales, entre otros.

 

Pueden aparecer también machas sanguinolentas producidas por pequeñas hemorragias en la conjuntiva: hemorragia subconjuntival.

La palabra hemorragia asusta a cualquiera, pero en este caso no son graves, desaparecen solas en unos días. Se producen por esfuerzo físico, accesos de tos bruscos, el uso de medicamentos anticoagulante o sin razón aparente.

Como medida de cuidado, trata de que tu hijo no vea mucha televisión o esté delante de la computadora y sobre todo que no se toque los ojos. Si después de unos días sus ojos siguen rojos, llévalo al oftalmólogo.

 

10013664_10151911122431065_1463814166_n

Deja un comentario

Loading Facebook Comments ...