Descubierta una nueva capa del ojo que podría tener relación con el glaucoma

Madrid.- Una nueva capa de la córnea humana, descubierta el año pasado por investigadores de la Universidad de Nottingham, en Reino Unido, juega un papel vital en la estructura del tejido que controla el flujo del líquido del ojo, según demuestra su investigación.

Los hallazgos, publicados en un artículo en ‘British Journal of Ophthalmology’, podrían arrojar nueva luz sobre el glaucoma, una enfermedad devastadora causada por el drenaje defectuoso del líquido del ojo y la segunda causa mundial de ceguera.

Las últimas investigaciones muestran que la nueva capa, llamada Capa de Dua después de que el académico Harminder Dua la descubriera, hace una importante contribución a la malla tipo tamiz, la malla trabecular (TM), en la periferia de la córnea.
c830f95ca5edd0b59ea3df8d4952e37c_LLa TM es una banda de tejido en forma de cuña que se extiende a lo largo de la circunferencia del ángulo de la cámara anterior del ojo y está hecha de haces de colágeno envueltos en una membrana basal a la que se unen las células trabeculares y endoteliales. Los haces se ramifican al azar para formar una ‘malla’.

La presión dentro del ojo se mantiene por el equilibrio de la producción de fluido acuoso por el tejido ocular, llamado cuerpo ciliar, y su drenaje, principalmente a través de la TM por el canal de Schlemm, un canal circular en el ángulo del ojo.

El drenaje defectuoso a través de la TM es una importante causa de glaucoma, una condición que conduce a la presión elevada en el ojo que puede afectar permanentemente a la vista. Alrededor de entre un 1  y un 2 por ciento de la población mundial anual tiene glaucoma crónico y en el mundo alrededor de 45 millones de personas están aquejados de glaucoma de ángulo abierto, que puede causar daños permanentes en el nervio óptico, con un 10 por ciento de ellos ciegos.

La última investigación realizada por el profesor Dua y sus colegas de la Academia de Oftalmología de la Universidad de Nottingham arroja nueva luz sobre la anatomía básica de Capa de Dua, que tiene sólo un espesor de 15 micras, pero es increíblemente resistente. Se compone de placas delgadas de colágeno, que se encuentran en la parte posterior de la córnea entre el estroma y la membrana de Descemet.

Mediante el examen de los ojos de un donante humano mediante microscopía electrónica, los investigadores fueron capaces de analizar la Capa de Dua más allá de la parte central de la córnea para arrojar más luz sobre sus características en la periferia extrema de la córnea. Los expertos descubrieron que las fibras de colágeno de la capa de Dua también se ramifican parblog/wp-content/uploads/2014/02/c830f95ca5edd0b59ea3df8d4952e37c_L.jpg”>
a formar una malla y que el núcleo de TM es, de hecho, una extensión de la capa de Dua.

Se espera que el descubrimiento ofrezca nuevas pistas sobre por qué se produce el mal funcionamiento del sistema de drenaje en los ojos de algunas personas, produciéndoles presión ocular elevada. “Muchos cirujanos que realizan trasplante laminar de córnea reconocen esta capa como una parte importante de la anatomía quirúrgica de la córnea. Este nuevo hallazgo resultante de un estudio de microanatomía de la periferia de la capa podría tener un significado más allá de la cirugía de la córnea”, concluye Dua.

Adc

 10013664_10151911122431065_1463814166_n