Cirugía refractiva: ¿Soy apto para operarme?

Cirugía refractiva: ¿Soy apto para operarme?

En principio, las personas que tienen toda la información pertinente acerca de la cirugía refractiva, incluyendo las expectativas que cabe esperar y los posibles riesgos o efectos secundarios, son candidatos.

Cirugía refractiva: ¿Soy apto para operarme?

Pero no todo el mundo puede someterse a la cirugía refractiva. Depende del defecto refractivo del paciente, de la curvatura o grosor de la córnea y de otros factores que el oftalmólogo tiene que evaluar mediante exámenes pre-operatorios.

  1. ¿Has cambiado significativamente la prescripción de tus lentes en el último año?
  2. ¿Estás embarazada?
  3. ¿Padeces de diabetes inestable o no controlada?
  4. ¿Tienes alguna enfermedad auto inmune o crónica que pueda alargar o alterar el proceso de recuperación?
  5. ¿Tomas medicamentos o sigues alguna terapia que reprime tu sistema Inmunológico y puede retardar el proceso de recuperación postquirúrgica?
  6. ¿Tienes alguna enfermedad vascular no controlada?
  7. ¿Tienes problemas médicos relacionados con los ojos, como ambliopía (ojo perezoso), conjuntivitis, alergias o glaucoma?
  8. ¿Tienes menos de 22 años?
  9. ¿Padeces de infecciones, herpes crónicas u otros trastornos?
  10. ¿Padeces de ojos secos?
  11. ¿Tus ojos presentan pupilas demasiado grandes en baja luz?
  12. ¿Después de los exámenes pre operatorios, resultó que tu cornea era muy delgada o presentaba algún tipo de ectasia o deformación?

 Es importante que tus respuestas sean negativas para ser candidato de cirugía refractiva.

Cirugía refractiva: ¿Soy apto para operarme?La intervención de la cirugía refractiva de miopía, hipermetropía y astigmatismo es algo optativo, no es estrictamente necesario, es una alternativa de los avances tecnológicos que pretende mejorar tu calidad de vida. Pero esta intervención, como cualquier otra, tiene sus riesgos y eres tu quien ha de sopesar beneficios y riesgos, la respuesta descansa en tu personalidad y en los resultados de la propia cirugía. No todos los que pueden someterse a LASIK son aconsejables de que lo hagan.

  1. Me siento limitado por mi dependencia a las lentes para ver bien.
  2. Tengo problemas con mis gafas y/o lentes de contacto.
  3. Después de la operación me conformaría aún que la visión no sea perfecta.
  4. Soy una persona muy activa que necesita libertad para participar en deportes y en otras actividades.
  5. Temo verme incapacitado si perdiera mis gafas y/o lentes de contacto y no pudiera valerme en una situación crítica.
  6. Estaría bastante satisfecho si mi visión sin gafas o lentes fuese sustancialmente mejorada, aunque no alcanzase una visión perfecta.
  7. Podría tener otras oportunidades profesionales si mejorara mi visión natural.
  8. Me gustan que las cosas estén en orden pero no soy un fanático perfeccionista.
  9. Soy tranquilo durante una cirugía sin anestesia general.

Cirugía refractiva: ¿Soy apto para operarme?

  1. ¿Sus gafas interfieren en tu trabajo, para hacer deporte, o en tus actividades diarias?
  2. ¿Entiendes y aceptas los posibles riesgos de la operación?
  3. ¿Entiendes que los procedimientos refractivos requieren pruebas de seguimiento a intervalos muy específicos?
  4. ¿Tienes tiempo para hacerte estas pruebas?
  5. ¿Si usas lentes de contacto, estás dispuesto a dejar de usarlos mínimo un mes o más  para poder realizarte estas pruebas y por ende la cirugía?
  6. ¿Tus expectativas de la operación son realistas?

  1. Me gusta llevar gafas y me siento desnudo sin ellas.
  2. No tengo ningún problema con mis lentes de contacto y me dan una excelente visión en todas mis actividades.
  3. Me pongo muy nervioso si tengo que entrar al quirófano.
  4. Estaría muy disgustado si no alcanzo una perfecta visión tras la intervención y consideraría toda la cirugía como un fracaso.

  1. -Tener más de 22 años.Cirugía refractiva: ¿Soy apto para operarme?
  2. -Tener una graduación estable durante al menos un año antes.
  3. -Tener una graduación dentro del rango de efectividad de la técnica, miopías entre 0.5 y 10 dioptrías, hipermetropías entre 0.5 y 5 dioptrías, y astigmatismo entre 0.5 y 5 dioptrías.
  4. -Haber estado sin usar lentes de contacto el tiempo suficiente como para que la córnea sea regular.

-No deben operarse los pacientes con marcapasos, diabéticos, ni las embarazadas, no obstante si padeces cualquier enfermedad debes decírselo a tu oftalmólogo, porque puede ser contraproducente.

Todos estos importantes temas, deben ser discutidos con tu cirujano antes de decidir la operación.

 

No ocurre absolutamente nada. Se trata de una cirugía electiva, es decir, no existe ninguna urgencia para realizarla y la decisión de no efectuarla no perjudica a nuestros ojos. La cirugía refractiva pretende mejorar la calidad de vida de aquellas personas que son dependientes totalmente al uso de medios de corrección óptica, tales como anteojos y lentes de contacto. La cirugía refractiva les permite realizar actividades deportivas, profesionales u otras, sin o con mínima necesidad de ellos.

Yo te recomiendo obtener una buena información, antes de decidir hacerte la cirugía refractiva Lasik, Lasek Wave front etc. Después de todo, por ejemplo Lasik sigue siendo una cirugía y todos los procedimientos quirúrgicos tienen siempre elementos de riesgo. Incluso el cirujano más hábil se puede encontrar con complicaciones y el éxito de la cirugía, no se puede garantizar siempre.

….DESPUÉS DE HABER HABLADO CON CIRUJANOS, CÓMO ESCOGER AL APROPIADO.Cirugía refractiva: ¿Soy apto para operarme?

No te dejes confundir por la propaganda que suena demasiado buena, puede que no sea real. Si suena demasiado bueno para ser verdad, recuerda, seguramente no lo es. No bases tu decisión a través de los costos. Acuérdate que esta decisión que hace se trata de tus ojos y la cirugía refractiva es para el resto de tu vida.

No te quedes con el primer centro oftalmológico, médico o procedimiento que se estén investigando; escucha por lo menos dos conceptos de diferentes médicos. Compara todos los aspectos; los riesgos y los beneficios varían un poco según el procedimiento, el equipo y la experiencia del cirujano.

Es muy importante entender que la cirugía refractiva sigue siendo solo una cirugía. Los resultados no pueden ser garantizados, e incluso los pacientes mejor escogidos bajo el cuidado de los cirujanos más hábiles, pueden tener experiencias de complicaciones. Antes de tomar alguna decisión sobre la cirugía refractiva, asegúrate de que el cirujano te explique completamente los riesgos y beneficios de este procedimiento. Después de haber consultado a tu médico, toma tu tiempo para reflexionar sobre los riesgos y las ventajas de la cirugía y si tienes preguntas abiertas antes de tomar la decisión y de firmar la fórmula de consentimiento, asegúrate de estar totalmente convencido de tomar esta decisión que cambiará tu vida. Aquellos que esperan una visión perfecta de la cirugía refractiva pueden quedar decepcionados. En general, aquellos pacientes que han sido escogidos cuidadosamente y presentan expectativas razonables y un entendimiento claro de las ventajas y desventajas de la cirugía y sus diferentes alternativas, podrán tener la posibilidad de encontrarse satisfechos con la cirugía refractiva.

REFERENCIAS

American Academy of Ophtalmology. Lásik:: “A patient Guide From Your Eye M.O. November 1999.

Federal Trade Comission, FTC FACTS for Consumers. Basik Lásik:: Tips on Lasik Eyes Surgery, Aug 2000.