alergia a los ácaros

La alergia a los ácaros del polvo doméstico, a menudo denominada erróneamente alergia al polvo, es una alergia respiratoria muy extendida aunque no somos del todo conscientes de su gravedad. Es molesta y puede empeorar. Con frecuencia se le resta importancia y como consecuencia la alergia a los ácaros no se trata de la manera adecuada.

La alergia a los ácaros es difícil de evitar

Los ácaros del polvo doméstico pertenecen a la familia de los arácnidos. Su tamaño es microscópico, por lo que no son visibles a simple vista. Viven durante todo el año en los hogares y anidan en la ropa de cama, las alfombras, las cortinas y los peluches ya que se sienten especialmente atraídos por el calor y la humedad.

Resulta extremadamente difícil protegerse de ellos, y además la alergia a los ácaros se considera perenne, se mantiene durante todo el año. No obstante, se observa una mayor aparición de alergia a los ácaros del polvo doméstico durante el otoño[1]. Cuando vivimos en un entorno más confinado (con calefacción, menos ventilado) lo que proporciona las condiciones ideales para la reproducción de los ácaros del polvo doméstico. Las medidas higiénicas y de evitación son útiles e incluso necesarias, si bien no siempre son suficiente.

 

Su impacto es significativo a varios niveles

HR-Mites-acariens1.jpg

Los ácaros del polvo doméstico son la principal causa de rinitis alérgica[2]. Causan síntomas específicos de las alergias respiratorias: rinitis, conjuntivitis, tos, dificultad respiratoria, afectando a la vida diaria.

  • … Sobre la forma física y la salud. Además de la posibilidad de reducir la actividad física, la alergia a los ácaros del polvo doméstico es una enfermedad crónica que puede dar lugar a diversas complicacionesy puede empeorar causando asma alérgica.
  •  … Sobre la vida personal y profesional. Especialmente en los niños, esta alergia puede tener un efecto negativo tanto en el aprendizaje como en el desarrollo.
  • Riesgo de deterioro

Si no se trata adecuadamente, la alergia a los ácaros del polvo doméstico puede empeorar y derivar en asma alérgica.

Consejos y recomendaciones frente a los ácaros del polvo doméstico.

Aunque resulta imposible eliminar completamente los ácaros del polvo doméstico, estos pueden limitarse mediante la evitación y tomando medidas higiénicas:

  1. Reducir la humedad del hogar instalando deshumidificadores.
  2. Evitar que la temperatura en los dormitorios supere los 18 °C.
  3. Utilizar protectores de almohada y colchones antiácaros del polvo. Elegir un colchón y un somier de listones.
  4. Cambiar las alfombras y moquetas por suelos de madera (parqué, linóleo, etc.).
  5. Elegir muebles cerrados, como las cómodas, en lugar de estanterías.
  6. Ventilar las estancias durante 30 minutos cada día, incluso (y especialmente) en invierno.
  7. Lavar la ropa de cama (sábanas, fundas de cojín y edredones) a más de 60 °C.
  8. Cada semana, aspirar utilizando un filtro HEPA (high efficiency particulate air) (HEPA 13 ó 14).
  9. Lavar los edredones, las almohadas y las mantas una vez al año.

 

Recomendación especial: Meter los peluches y las mantitas de los niños en una bolsa y colocarla  en el congelador durante 24 horas: en estas condiciones los ácaros del polvo doméstico no sobreviven[3].

10013664_10151911122431065_1463814166_n

Deja un comentario

Loading Facebook Comments ...